Portada / modelismo / Como Pintar un ejercito

Como Pintar un ejercito

Buenas FanHammeros, hoy os dejo un magnifico post que copio (espero que no se moleste el creador) desde diario de un friki. Lo quiero compartir con vosotros porque me ha parecido un gran artículo sobre como se pinta un ejercito completo de Warhammer (u otros juegos similares) y donde durante el artículo podéis encontrar los pasos a seguir, los errores a evitar y trucos para que esta dura y larga tarea pase de la mejor manera posible. Pintar un ejercito no es nada facil y es muy trabajoso pero es tambien muy gratificante si lo finalizas y queda con un resultado optimo. Bueno os dejo este intenso post y espero que lo leáis bien aquellos que vais a comenzar un nuevo ejercito en breve. Suerte en el proyecto.

Esta temporada estaré pintando un ejército para Oldhammer. No planeo pintar ningún ejército grande de un juego grande en el futuro después de este. Con ello me refiero a un ejército “tamaño Warhammer” en 25-30mm.
Quedo abierto a miniaturas sueltas y proyectos más modestos (una banda, un ejército rollo DBx…). ¿La razón? poco tiempo libre en el Mundo Real y un espacio físico que realmente ya está abarrotado y no puede albergar más miniaturas en cantidades industriales.

En cualquier caso, como decía, voy a estar pintado un ejército de un tamaño majete (2.000+ puntos) y es un verdadero peñazo. Me lo he pasado muy bien pintando miniaturas sueltas de Reaper, o ejércitos en 15mm para Dux Bellorum. Tanto que había olvidado lo insufrible que es pintar un ejército entero.
Reconozcámoslo, es insufrible pintar unidades de 20 tipos iguales (y, en ocasiones, varias unidades iguales de tipos iguales). No es gratificante, es aburrido, no es nada creativo… Así que hay que adoptar una serie de medidas extraordinarias. Y como este tipo de posts gusta a la gente me he animado a escribirlo y compartirlo aquí. Así qué…


Cómo pintar un ejército


Caliéntate las orejas
Antes de hacer nada motívate. Ponte en hype.
Lee sobre ese ejército, confecciona listas, bucea por la red mirando miniaturas pintadas por otra gente. Ten muchas ganas de embarcarte en este proyecto.

Comprar en bloque o por bloques
Hay dos opciones posibles; comprar todo el ejército completo de un golpe o ir comprando unidades según vamos avanzando con el pintado.
Personalmente prefiero comprarlo todo junto. No hago una lista definitiva, pero sí tengo claro qué unidades quiero y cuales no. Con ello compro todo lo que deseo en una única transacción. Verlo todo junto me ayuda a planear los siguientes pasos con mayor eficacia.


Móntalo todo
Reconozco varios estadios en la creación de un ejército y volver al paso 1 al terminar de pintar algo es desalentador. Es mejor tomar un día(s) como la Jornada Universal de Montaje y tener todo listo.
Como en alguna ocasión he comentado tengo alergia al cianocrilato (componente del Loctite y similares), y una jornada de montaje suele dejarme bastante chungo, resollando y moqueando por la noche. Una experiencia bastante desagradable. Así pues prefiero asumir un día de montaje a destajo y quitármelo del medio cuanto antes.

Prepara las peanas
Una vez las miniaturas están montadas pon en las peanas la arena y piedras que vayas a usar.
Recuerda que la arena sin pintar NO queda bien.
Una peana sin decorar resta enteros a una miniatura por muy bien pintada que esté.


Imprimar
Posiblemente la fase más aburrida de todo el proceso. Básicamente consiste en pintar todo lo que tenemos montado de un mismo color; algo a todas luces poco emocionante.
Este es, de todas formas, un paso importante, porque tendremos que elegir el color de imprimación. El color variará en función de lo que estemos pintado y del resultado que estemos buscando. En general una imprimación blanca dará lugar a unas miniaturas más luminosas y la negra a más oscuras.
De todas formas es interesante valorar otros colores para la capa base. Personalmente uso marrón chocolate el 99% de las veces. Concretamente Burnt Umber, de Americana. Para mi está en el punto medio ideal, y las sombras y separaciones entre colores que dejemos tendrá un resultado mucho más natural (el negro suele definir con un estilo más toon).
Será conveniente que echemos un vistazo a los tonos posibles en función de nuestro ejército. Por ejemplo, si tenemos que pintar un ejército Skaven el color marrón será una base perfecta para el pelaje (solo tendremos que iluminarlo con un tono más claro) y para los ropajes y armaduras (que tendrán un interesante tono herrumbroso si no lo cubrimos completamente.

Pintar las peanas
También habremos imprimado la peana, así que ahora es el mejor momento para todo cuanto tengamos que pintar en ella, ya que podríamos manchar los pies de las miniaturas con el pincel seco.
Si hemos dado la base de marrón oscuro solo necesitaremos un pincel seco de un tono hueso para tener la peana ya pintada.

Un respiro y una valoración
Ahora tenemos todo el ejército listo para pintarlo. No nos queda nada que montar o imprimar, ya no tendremos que dar pasos atrás.
Es el momento para mirar todas las miniaturas en conjunto y planificar cómo continuaremos… es decir, con los próximos consejos.

Establece tu base de operaciones

Busca un lugar tranquilo y bien iluminado.
Procura que no sea demasiado caluroso ni demasiado frío. Esto parece una tontería, pero es una verdadera tortura trabajar con calor; tu productividad desciende, las pinturas se secan antes, sudas un montón y, en general, la experiencia se transforma en algo horrible (es por lo que yo no pinto durante los meses de verano -o al menos durante los más duros-). Tampoco pintes en una fresquera en invierno; vas a estar quieto mucho rato y el frío no va precisamente a ayudar (además podría afectar a tu salud).
Procura que tu lugar de trabajo esté bien ordenado, y que las pinturas que utilices sean fácilmente accesibles. Si tienes que dedicarte a ordenar y a quitar otras cosas de por medio antes de sentarte a pintar cada día irás perdiendo mucho más tiempo del que crees.
Ten tu equipo siempre bien cuidado. Compra lo que necesites antes de necesitarlo (que tengas que ir a la tienda/esperar el envío de un color o un pincel que necesitas puede echar por tierra tu planificación de objetivos). Recuerda que todo es fácil con las herramientas adecuadas.

Motivación

Ahora ya llega lo gordo. Vas a tener que pintar todo un ejército y vas a necesitar mucha motivación. En cualquier caso, si estás en este punto, es porque esas miniaturas te gustan y quieres tener ese ejército pintado. Tienes que fijarte en él y visualizarlo pintado. Ese es tu objetivo y tienes que ir a por él. Sin excusas.

No al gris
Puedes ir jugando con tu ejército si tienes porcentajes terminados (500 puntos, 1000, 1500…), pero NUNCA, NUNCA, NUNCA, juegues con miniaturas sin pintar.
Poder  colocar esas tropas sobre el campo de batalla es parte importante de la motivación, si te permites usarlas sin pintar te estarás traicionando a ti mismo.
Además es de muy mal gusto jugar con miniaturas sin pintar. Incluso una falta de respeto para el contrincante, que se presenta con un ejército que ha pintado con esfuerzo y cariño y que espera lo mismo de ti.
En este punto hay gente que dice “es que a mi no me gusta pintar”/ “es que yo no tengo tiempo para pintar”. Cada cual es libre de hacer de su capa un sayo pero, en mi opinión, si ese es tu caso este no es tu hobby. Considera que hay juegos de tablero y cartas tanto o más divertidos que cualquier wargame.
Si crees que no sabes pintar no te preocupes. Las miniaturas que sueles ver por la red con tantos premios de pintura acostumbran a estar pintadas por aficionados a la pintura, no por wargames; son dos aficiones diferentes. Entre los wargamers unos pintan mejor y otros peor, pero eso no es ningún problema; tu esfuerzo se reconocerá y hará que vayas pintando cada vez mejor.

Ten claro el esquema de color
Antes de meterte en faena ten claro cómo vas a pintar absolutamente cada detalle de tu ejército. Tómate el tiempo que necesites. Busca referencias en la red, observa tus miniaturas. Cuando lo tengas todo decidido ve a por ello.
Si en un momento llegas a un punto que no tienes claro de qué color pintar (y puede que pintes y repintes antes de estar satisfecho con el resultado) podrías perder mucho-mucho tiempo.

Quítate de en medio lo más fácil primero
Imagina que tienes unas huestes fantasmales que solo necesitarán unos lavados y unas luces. O unos gólems de piedra que solo necesitarán un pincel seco.
Vete a por esa(s) unidad primero y quítatela de en medio cuanto antes sabiendo que lo harás en un pispás. Píntala, barnízala y termina de decorar la peana: termínala completamente.
No habrás tardado mucho y, al mirar al resto del ejército, te habrás librado de un buen porcentaje, y todas esas miniaturas imprimadas que quedan serán un número menos intimidatorio.


Pinta lo aburrido de una tacada
Hay algunas partes que son particularmente aburridas o requieren una atención especial.
Pintar los ojos es algo que puede llevar su tiempo. Pintar caballos es un peñazo. Dedica un periodo a estos menesteres y sácalo de tu lista de tareas cuanto antes. La semana de pintar los caballos de esas dos unidades será un rollo, pero podrás olvidarte de ellos y solo tendrás 20 caballeros muy fáciles de pintar después de eso.

Establece marcos temporales
No te digas “tengo que tener el ejército pintado para el día X”. Eso solo te creará estrés y no es en absoluto realista, porque puede surgirte cualquier eventualidad que altere unos planes tan generales.
Lo que has de hacer es establecer márgenes más cortos sobre objetivos concretos. Es decir, pon ante ti una unidad el lunes y afírmate que la tendrás pintada para el domingo (o el margen que consideres según tu disponibilidad). Date tu palabra y comprométete a hacerlo. No te engañes ni traiciones tu confianza.
Tener unidades terminadas en los márgenes asignados te dará la impresión clara de que tu trabajo está progresando.

No te distraigas

Dentro de dos días sale ese videojuego que estabas esperando. Cómpralo. Pero guárdalo en un cajón hasta que hayas pintado todo tu ejército. A fin de cuentas querías ese juego para entretenerte… y bastante entretenido te tiene ya tener que pintar todo esto. No juegues a ningún videojuego hasta que hayas terminado de pintar tu ejército.
Durante tus horas de pintado imponte una disciplina. Tómate pausas para descansar la vista (5-10 minutos cara hora está bien), pero durante el tiempo de pintado pinta. No revises tus redes sociales, no te pongas a mirar foros, olvídate de tus tumblrs favoritos… Aunque te digas que solo será un momentito consultar alguna tontuna podría tirarte por el desagüe más tiempo del que imaginas.


Ponte un horario
Evidentemente esto depende de tu tiempo libre. En cualquier caso, si vas a designar hora y media para pintar cada noche hazlo. Pero hazlo. No te pongas escusitas un día sí y otro también. Si es tu tiempo para pintar es tu tiempo para pintar. Sé disciplinado.

No compres más
De hecho no deberías mirar nada relacionado con otros juegos o ejércitos. Ponerse en situación de pecar ya es medio pecado.
Colocar material adicional en tu pila de plomo solo servirá para alejar tu atención de tu proyecto actual y tu entusiasmo podría migrar a un proyecto ulterior.
Esas otras miniaturas tan chulas seguirán a la venta cuando hayas terminado de pintar tu ejército.

Entretente / Aprovecha el tiempo
Vas a estar muchas horas sentado en el escritorio y va a ser difícil tragárselas a palo seco. Lo ideal es que en ese escritorio tengas tu ordenador y puedas aprovechar para hacer otras cosas mientras pintas. Puedes escuchar música, podcasts, ver películas, documentales o tus series favoritas.
No vamos a ser muy estrictos en esto; puedes tener algo audiovisual puesto, e incluso puedes levantar la vista de vez en cuando… el secreto está en no soltar nunca el pincel (en el momento en que pongas el pincel sobre la mesa tu atención habrá pasado de las miniaturas al monitor).
Personalmente suelo pintar con documentales (casi de cualquier cosa excepto de animales, que me aburren bastante). El saber no ocupa lugar, y si te ilustras mientras pintas tu tiempo habrá sido doblemente aprovechado.
Hay unas cuantas webs de documentales en streaming ahí fuera 🙂

Agrupa los personajes
Posiblemente habrás leído en otras guías similares que utilices los personajes como premio y que los intercales entre unidades.
No es algo que esté mal y seguramente funcione para otros, pero yo tengo una opinión diferente.
Pintar un personaje va a romper el ritmo de trabajo. Si pintas una unidad por semana ese personaje intercalado va a hacer que tu próxima unidad no empiece el lunes. Eso significará que el día que has asociado a la reconfortante sensación de trabajo terminado variará. Eso no es bueno.
Además no es lo mismo mirar a la mesa y ver 20 soldaditos terminados que un solo nota, por muy pintón que vaya. 
Si tardas una semana (o los días que sean) en pintar una unidad agrupa personajes que consideres que puedes pintar en ese tiempo. Por ejemplo toma un héroe montado en monstruo y dos magos a pie y ponte el mismo marco temporal que te impondrías para pintar una unidad de 20 infantes.


Bombardéate con influencias paralelas

Es importante que mantengas tu hype. Si estás pintando un ejército medieval y por las noches lees una novela de ciencia ficción es posible que tus intereses se separen de lo que tienes ante tus pinceles.
Si estás pintando un ejército de vikingos ponte la serie Vikingos mientas pintas, si estás pintando unos bretonianos hazlo mientras tienes de fondo documentales sobre la Guerra de los Cien Años o cualquier otra desventura del medievo, asocia la voz de Zahi Hawass con tu ejército de Khemri porque es lo que estás escuchando mientras pintas, lee Puertas de Fuego por la noche mientras estás enfrascado en tu proyecto hoplita…
No distraigas tus intereses. Salvo que seas el fanboy más borreguil convendrás en que todos somos frikis de muchas cosas y es fácil distraernos.

Trabaja en equipo
Pero no en el mismo lugar.
Muchas veces he leído que quedar para pintar con más gente es mejor. Será mejor porque lo conviertes una actividad más social, pero no porque tu productividad vaya a ser mejor. He comprobado que estas reuniones suelen derivar en tertulias frikis, ya sean sobre el tema de la pintura (“mira cómo me está quedando”,”eso te quedaría mejor así”, “he visto eso pintado de aquella manera y molaba”…) o completamente offtopic.
Lo ideal es que un amiguete y tú comencéis un proyecto similar al mismo tiempo. Podéis ir enseñandoos vuestros progresos, compartiéndolos en vuestros blogs y quedando para jugar partidas cada vez más grandes. Todo ello con la perspectiva de una gran batalla de fin de proyecto(s) en el horizonte.

Cuando termines descansa, disfruta y valora
Cuando por fin hayas finalizado todo el proyecto felicítate. El fruto de tu duro trabajo está ante ti.
Disfruta de la visión de tu ejército pintado. Juega todas las batallas que puedas. Descansa todo lo que quieras. Juega a ese videojuego que estaba esperándote.
No pongas tu ejército en una vitrina y te olvides de él. Valóralo; te ha costado un dinero y muchas horas. No es un check en una lista de la compra.
Considera lo que has tardado en pintarlo y medita si realmente quieres meterte en futuros proyectos.

Acerca de fanhammer

Check Also

Nuevas Puertas para Vehículos para Salamandras desde Forge World

Para los seguidores y amantes del capítulo de  Vulkan, los Salamandras, Forge World ha puesto …

7 comentarios

  1. A mi me parece que este señor es un tanto extremista….

    LLevo casi 20 años con el hobbie, y confirmo lo que ya se ha dicho de que es mucho mas satisfactorio ir comprando y pintando (asi varias el trabajo a realizar y no te rallas haciendo siempre lo mismo, y creedme…. tener siempre un pincel en la mano y darte la oportunidad de montar algo luego, es un respiro, y lo dice una persona que ha pintado muuuucho por encargo)

    Esta claro que un poco de disciplina nunca viene mal, y, es hasta necesaria. Pero dejemos los extremos, y sobretodo, la manera de no rallarse en el proceso (sobretodo si tu presupuesto y tiempo son limitados) es hacer las cosas alternando, es decir, compra, monta, pinta…compra, monta, pinta….

    Esa es mi opinion personal

    (por cierto un juegazo de esos de hoy dia… no nos dura mas de 3 dias a los que nos gusta jugar de toda la vida…. limitemos el tiempo de juego online, y regalemonos 2 o 3 dias como premio ante un proyecto de ejercito entero por pintar, que no es para tanto ^_^)

    Un saludete a todos!

  2. Comparto la opinión wur jugar con un ejercito sin pintar es una pequeña falta de respeto ante tu contrario; es como si pusieras cuadrados de papel o mantecados para representar unidades, no te sentaría bien.
    Todo el mundo puede sacar un rato para pintar aunque solo sea un soldado de tu ejercito, no te pido que lo pintes para ganar concursos de pintura,con una imprimación, un pincel seco de un color y que las armas y ojos estén pintados me vale.
    Dicho todo esto, mañana sacaré mis demonios y empezaré el proceso de montaje 😀
    Y la frase “si no te gusta pintar/no tengo tiempo, quizás este no sea el hobby que necesites” me la pongo de firma en todos nos foros donde esté

  3. Vamos a ver esta claro que hay que ponerse cuando se quiera y eso pero si tu intención real es terminar un ejército no lo haras en la puta vida si no te impones cierta disciplina. Ahora mismo con tanta red social y tanto juegazo por ahí es realmente jodido acabar un proyecto de cierta envergadura si no te pones enserio, este hobby requiere cierta dedicación y hay muchisimas distracciones, a menos que te encante pintar y eso es complicado acabar las cosas del todo. Yo tengo tau desde tercera edición y como siempre me he comprado algo mas nunca he podido ver mi ejercito terminado, y me ha pasado mil veces lo de empezar otro proyecto sin terminar el primero. Buen artículo y muy útil para esa gente que algún día quiere ver su gran ejercito pintado.

  4. No estoy de acuerdo en muchas cosas. La primera es que se debe pintar por devoción y no por obligacion. No te puedes imponer tengo que tener esto listo para tal dia ya que hay cosas mas prioritarias en la vida (trabajo, estudios, obligaciones del dia a dia, etc)Estas normas que esta persona aconseja son mas aplicable a estudios o a trabajos que se deban hacer y sean extensos.
    Segundo si pegas todo el ejercito antes de pintarlo pieza a pieza ya me diras tu como vas a acceder a los recovecos que se crearan bajo los brazos o arma por ejemplo.
    ¿Qué sólo me dedique a pintar? ¿Qué no haga nada mas en mis ratos libres? ¿Pero este hombre quiere a aborrezcamos el hobbit, no? O sea, yo pintaré cuando tenga ganas y me apetezca, que no nos va la vida en ello por dios…
    Al final cuando juegas en una mesa de juego lo que menos afecta al juego es que la minis molen mas o menos (ya dependen de lo esquisitos que seamos a la hora de jugar) pero el aspecto de un figura si que es importante a nivel personal, en plan que bien me ha quedado esta o como mola esta otra que me acabo de comprar y estoy desando pintarla, quedara muy chula en la estanteria o dentro de un armario/caja el cual abriré y mirare de vez en cuando para satisfacerme personalmente al contemplar mi obra… (un enano con hacha pintado o sin pintar seguira siendo un enano con hacha y eso va representar en la mesa de juego, tenga un aspecto mas molon o menos por el hecho de estar pintado o sin pintar)
    Por supuesto comprar un ejercito completo, ademas del importante desembolso economico qu supone, es algo agobiante. Ver que tienes que pintar 200 minis y quw nunca acabas, ademas es mas satisfactorio ir comprando poco a poco. Vas un dia y compras una caja y te vas ilusionado y con ganas de pintarla a casa, a las 3/4 semanas te compras otra cosilla y te vuelves a ilusionar con tu nueva adquisición y tus ganas de pintar se renuevan…
    Etc
    Es mi opinion. Cada uno es libre de hacer con su vida/tiempo lo que mejor considere

  5. Un artículo muy bueno, sí señor. Mientras lo leía, me he visto reflejado en varias situaciones que se me han dado a la hora de pintar alguno de mis ejércitos.
    Ahora mismo voy justo a comenzar un ejército de Condes Vampiro y unido al peñazo de pintar, se une el hecho de que es un ejército que ya hice en su día pero que terminé vendiendo (eso sí, totalmente pintado… ahora me arrepiento de haberlo vendido :() En fin, seguiré los consejos y evitaré la tentación de ir picando de varias unidades y de personajes especiales 😀

  6. Yo creo que eso de que es una falta de respeto para el contrario que tengas tus miniaturas sin pintar me parece que sobra, a mi no me ofende lo mas minimo si mi amigo no ha pintado sus miniaturas cuando jugamos, doy por echo que no todo el mundo tiene el mismo tiempo, o dinero, o ganas, o habilidad para pintar. Sobretodo tiempo si ya es padre de familia, trabaja etc…

  7. Justo a tiempo,pensaba comenzar a pintar mi army de 40k pre-herejia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.