NOVEDADES

Puños Imperiales – Durante la Herejia

Hoy os dejamos la segunda parte sobre el capitulo de los Puños Imperiales. En este articulo sabreis todo lo que se conoce sobre este capitulo durante la Herejia de Horus. Sus momentos más famosos y seguro que muchas de las cosas que os contamos no las conociais. Gracias a la Wikihhammer por su material.

Antes de llegar a Terra como el Emperador había ordenado, la Legión respondió a la llamada de socorro de la Eisenstein. El Capitán Nathaniel Garro de la Guardia de la Muerte y la Rememoradora Mersadie Oliton fueron descubiertos a bordo, e informaron de los sucesos ocurridos en Isstvan III. En respuesta, Dorn ordenó al grueso de los Puños que fuese al Sistema Isstvan, mientras él y las Compañías de Veteranos regresaban a Terra para informar al Emperador de la traición de Horus. Ambos destacamentos sufrieron dificultades a causa de las Tormentas de Disformidadque habían envuelto la galaxia, las cuales hacían la navegación casi imposible.

Una vez en Terra, Dorn asumió el mando de las fuerzas armadas del Imperio. Allí, los Puños Imperiales supervisaron la fortificación del Palacio Imperial, como se les había ordenado antes de la Herejía, y se encargaron de otras tareas defensivas, como el contraespionaje. Dorn se puso de inmediato a organizar la respuesta del Imperio a los eventos de Isstvan III. Tras ponerse en contacto como mejor pudo con las demás Legiones, también enlentecidas por las Tormentas de Disformidad, Dorn ordenó que Horus sería combatido en Isstvan V, donde se estaban atrincherando sus fuerzas. Discutiendo su estrategia con Malcador el Sigilita, afirmó: «Mata a la cabeza, y el cuerpo morirá.» Dorn decidió dejar a sus Veteranos en Terra, asumiendo aparentemente que el grueso de la Legión, enviado al Sistema Isstvan, se uniría al asalto por propia iniciativa si lograba llegar hasta allí.

 El Cisma de Marte

Al mismo tiempo, Marte se rebeló abiertamente, poniendo en peligro el acceso del Imperio al material de guerra. En respuesta, Dorn ordenó al Primer Capitán Sigismundy al Capitán Camba-Diaz que dirigiesen cuatro Compañías de Veteranos para asegurar las forjas de Mondus Occulum y Mondus Gamma, las cuales producían la mayor parte del equipo y armamento Astartes. La fuerza Astartes estuvo apoyada por unidades del Ejército Imperial, incluyendo trece Compañías de Hoplitas Saturninos y cuatro Regimientos de Granaderos Jovianos, también bajo el mando de los Capitanes Astartes. La operación se encontró con una resistencia abrumadora por parte de las fuerzas traidoras del Adeptus Mechanicus. Las dos Compañías a las órdenes de Camba-Diaz se vieron superados por un enemigo 100 veces más numeroso, y las otras 2 de Sigismund se encontraron con dos Legiones Titánicas completas. Ante la evidente derrota, los Puños Imperiales se retiraron de Marte, abandonando las forjas pero evacuando con éxito al menos 12000 servoarmaduras Mk. IV, y alrededor del doble de armas. Las cuatro Compañías de Veteranos implicadas en la operación sufrieron graves bajas y vieron sus efectivos reducidos a la mitad.

 Batalla del Sistema Phall

Meses más tarde, el grueso de los Puños seguía intentando superar las Tormentas de Disformidad y alcanzar el Sistema Isstvan como se les había ordenado. El ejército llevaba sin contactar con el Imperio desde su partida, y no sabía nada de los avances de la traición de Horus, incluido el hecho de que los lealistas de Isstvan III habían sido completamente aplastados. La flota recuperó la comunicación con el Imperio cuando recibió órdenes urgentes de regresar a Terra mientras se enfrentaban a una gran fuerza de Guerreros de Hierro en la Batalla del Sistema Phall. Ambos bandos sufrieron graves pérdidas, pero en un testamento a su disciplina, la flota de los Puños se destrabó con éxito y puso rumbo hacia Terra.

Defensa de Terra

Los siguientes siete años de la Herejía están envueltos en misterio, incluyendo el papel de los Puños Imperiales. De hecho, sus siguientes acciones registradas son las de la Defensa de Terra, durante la cual la Legión hizo indispensables contribuciones a la protección del Palacio Imperial junto a los Cicatrices Blancas y los Ángeles Sangrientos. Pero incluso ahí los detalles son escasos. Lo poco que se sabe es que la VII Legión hizo una enorme maniobra para reforzar el Palacio desde la gran Fortaleza Celestial en un momento crítico de la batalla. También se sabe que Dorn tuvo el honor de acompañar al Emperador a la Barcaza de Batalla de Horus, y que fue él quien descubrió los cuerpos del Emperador, Sanguiniusy Horus después de que el duelo final hubiese concluido.

La venganza de Dorn

Puños imperiales.jpg

La pena de Rogal Dorn era inmensa tras el final de la Herejía de Horus. Hasta entonces, Dorn había sido honesto, noble y resistente, pero ahora se convirtión en un hijo vengador vestido del negro del luto. Mientras otras Legiones, como los Ultramarines, se dedicaban a reconstruir el Imperio, los Puños Imperiales lanzaron una cruzada contra las Legiones Traidoras, cazándolas y arrasando fortaleza tras fortaleza. Aun así, la Legión era consciente de sus otras funciones, pues acudía directamente a las llamadas de socorro de mundos e instituciones imperiales tanto o más que otras Legiones durante este período. No obstante, Dorn estuvo ausente de los consejos más importantes del Imperio hasta que regresó a Terra al ser convocado por Roboute Guilliman para la presentación de su Codex Astartes.

Acerca de fanhammer

Check Also

Porque no siempre los Marines del Caos tienen que ser oscuros – Curioso ejército a disfrutar

Tenemos hoy para mostraros un interesante ejército de Marines del Caos ambientado y adorador de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.