Portada / castellano / Hurón Corazón Negro – Conoce su historia gracias a Profanus 40k
Oferta Game Game Cuenca Caos

Hurón Corazón Negro – Conoce su historia gracias a Profanus 40k

Nuestros amigos de FanHammer, Profanus 40k, han hecho un magnifico trabajo de traducción sobre uno de los nuevos y más desconocidos personajes de los Marines del Caos.

Hoy os invitamos a conocer gracias a la traducción de su historia que ha hecho este blog a Hurón Corazón Negro, Señor de los Corsarios Rojos.

Os dejamos una introducción de lo que nos ofrecen pero toda su historia, super interesante, podéis conocerla directamente en su entrada AQUI.

Por este tipo de cosas es por lo que Profanus 40k se ha llevado uno de nuestros premios FanHammer como mejor blog especializado.

“La única recompensa por la lealtad es la traición”.
– El tirano de Badab

Hurón Corazón Negro es un sirviente inhumano del Caos que ahora vive sólo para desangrar al Imperio al que una vez sirvió. Señor de los Corsarios Rojos y Señor del Torbellino, es el siniestro rey de un imperio de monstruos. Saquea el Imperio a la cabeza de una flota de renegados y traidores, su poder ha crecido incluso cuando la luz del Imperio se ha esfumado. Una vez Señor del Capítulo de los Garras Astrales, Hurón abandonó su juramento al Imperio y arrastró a cuatro capítulos a la guerra contra el resto del Imperio. Roto y derrotado, fue llevado al Torbellino en donde renació. Atado a las máquinas que lo mantienen vivo y sumido en un dolor sin fin, Hurón ahora es una criatura marcada por el odio. Su chirriante garra mecánica ha ido a la batalla una y otra vez, seguido por el demoníaco Hamadrya, la agonía de su existencia crece cada vez más, así como el resentimiento de su interior.

EL TIRANO DE BADAB
Antes de ser los Corsarios Rojos fueron los Garras Astrales. Antes de ser Hurón Corazón Negro, fue Lugt Hurón. Los Garras Astrales fueron uno de una serie de Capítulos Marines Espaciales  encargados de vigilar la desolada región del espacio conocida como el Torbellino. Una herida abierta en la realidad, el Torbellino es un lugar donde los Demonios caminan por los mundos ahogados en sus profundidades, donde los enjambres de extraterrestres se alimentan de carroña, y los parias de la humanidad se reúnen y crecen con fuerza. Los Garras Astrales una vez vigilaron el Torbellino, pero incluso cuando emprendieron su guerra contra la oscuridad, se encontraron que sus fuerzas menguaban poco a poco. Otros capítulos, compañeros guardianes, fueron enviados a luchar en otras guerras, y cada solicitud de ayuda que enviaron fue contestada con solo el  silencio. 
 
Tal vez el destino habría tomado un camino diferente si otro se hubiese sentado en el trono de Badab, pero fue Lugft Hurón quien observó cómo la malignidad del Torbellino crecía, y sólo su Capítulo pagaba el precio de su vigilancia. ¿Cómo podía un padre aceptar la lenta muerte de su Capítulo? ¿Cómo podía aceptar su caída? Tal vez por el orgullo, quizás por la desesperación, Hurón rompió con la ley de hierro del Imperio. Se usaron procesos ilegales de implantación de la semilla genética para aumentar los miembros del capítulo más allá de sus límites establecidos. A medida que los miembros de los Garras Astrales crecían, también aumentaban sus dominios. Los mundos que habían sido gobernados por hombres débiles se convirtieron en vasallos de Badab. Grandes ejércitos se alzaron por la llamada de Huron, las incursiones del Torbellino fueron detenida, y durante un tiempo la herejía que había comprado esa victoria permaneció oculta.
 
Sin embargo, ningún secreto es eterno. Incluso cuando los Garras Astrales estaban en el culmen de su poder, su secreto estaba cada vez más cerca de revelarse. Los susurros se extendieron a través del Imperio. Se hicieron preguntas y se buscaron respuestas. Los mundos en la esfera de Badab comenzaron a retener el diezmo, y los Garras Astrales no suministraron muestras de su semilla genética al Adeptus Mechanicus. En Marte, los Tecnosacerdotes analizan las muestras entregadas  por cada Capítulo Marines Espaciales, buscando una mutación o debilidad creciente. Cada capítulo jura en su fundación proporcionar tales muestras, a riesgo de la censura más fuerte si es rechazada. Con el tiempo, la tardanza en enviar las muestras de las semillas genéticas y los diezmos de los Garras Astrales no pasaron desapercibidos. El Imperio volvió su mirada hacia Badab y buscó respuestas. Cuando una delegación del Adeptus Mechanicus llegó al sistema Badab, y exigió al Capítulo que le diera las muestras de su semilla genética, Hurón sabía que su secreto ya no podía estar por más tiempo oculto. Los Garras Astrales dispararon contra las naves del Adeptus Mechanicus, destruyéndolas y comenzando la guerra de Badab.
Oferta Game Game Cuenca

Acerca de fanhammer

Check Also

Lista Competitiva – Manos de Hierro duros en batalla

Para aquellos jugadores que quieren tener una poderosa lista de batalla para Warhammer 40000 hoy …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.